Un premio al esfuerzo en forma de Copa del Rey

Ha llegado el gran día. Este viernes 25 de marzo a las 17:15 horas el balonmano en Antequera recoge un premio en forma de partido al disputarse el encuentro entre su equipo local, el Iberoquinoa Antequera, y el Ángel Ximénez Puente Genil en los cuartos de final de la Copa del Rey en el Pabellón Fernando Argüelles. Es un reconocimiento al esfuerzo, a la entrega, al sacrificio y a la fe que ha mostrado en el último lustro el Club BM Los Dólmenes y que debe plasmarse en una fiesta deportiva en un pabellón que siempre estuvo cerca de ellos.

Porque en junio de 2016, hace apenas cinco años y medio, este club debía renunciar a su plaza en División de Honor Plata y descendía a Primera Nacional, la tercera categoría. A día de hoy, aunque los resultados no están siendo los deseados esta temporada, el Iberoquinoa Antequera está en Asobal y hay que reconocer el mérito de todos aquellos que han luchado durante el último lustro para asentar un proyecto saneado, de la casa, de cantera, que, como bien quiere reflejar en la camiseta con la que jugará este viernes, tiene pasado, tiene presente y tiene un hermoso futuro.

También será un premio para la afición, esa que no abandonó al Club BM Los Dólmenes cuando vinieron mal dadas y que este fin de semana disfrutará de su Iberoquinoa Antequera junto a los mejores equipos del panorama nacional disputando la Copa del Rey. Un torneo que se disputará en la ciudad de Antequera gracias también al esfuerzo del Ayuntamiento, que siempre apostó por el balonmano y que luchó por organizar esta Copa para que el club pudiese disfrutar de su premio.

Cuando suene el silbato a las 17:15 horas de este viernes será el turno del plano deportivo. También será una fiesta del deporte andaluz, con dos equipos de la comunidad viéndose las caras frente a frente por una plaza en semifinales. Los de Lorenzo Ruiz llegan reforzados por su buena imagen en las últimas semanas y demostrando que, ante su público, son capaces de doblegar esfuerzos y dar lo mejor de sí.

Llegan tres días llenos de emociones, una Copa del Rey siempre es especial y, como un premio más que merecido para el Iberoquinoa Antequera, todo el club y su afición, es un fin de semana que hay que disfrutarlo al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.