El acelerón pre-parón arranca con el derbi andaluz

El Iberoquinoa Antequera tiene en el horizonte el parón invernal de la competición. Pero antes de ello debe afrontar tres encuentros en apenas ocho días, tres choques muy importantes para trabajar de cara a la segunda parte de la temporada con mejores sensaciones y manteniéndose en la pelea por la permanencia. Este periplo de partidos arranca en tierras cordobesas, donde el sábado a las 19:00 horas disputará el derbi andaluz ante el Ángel Ximénez Puente Genil. Tras ello, el miércoles visita al Anaitasuna, partido que fue suspendido en su día por casos de Covid-19 en el equipo navarro, y el siguiente domingo recibe en el Argüelles al Balonmano Sinfín.

El cuadro dirigido por Paco Bustos, después de un arranque de temporada espectacular, acumula siete jornadas donde únicamente ha podido lograr dos puntos en su triunfo ante Cangas. Aun así, navega en una cómoda novena posición en la tabla, aunque no se puede despistar si no quiere meterse en problemas. Es un equipo con un juego alegre, con buena movilidad de bola y con dos centrales con buena capacidad para encontrar al pivote en seis metros.

Por su parte, el Iberoquinoa Antequera busca volver a reencontrarse. Después del mal partido ante Cangas y la clara derrota ante el Barcelona, los hombres de Lorenzo Ruiz buscan recuperar la buena línea de juego que mostraba los últimos encuentros, el camino que le llevará a volver a sumar puntos en su casillero, algo que se va haciendo más urgente  con el paso de las jornadas.

Pedro Aymerich: “Nuestro mayor rival somos nosotros mismos”

El jugador del Iberoquinoa Antequera Pedro Aymerich reconoce la necesidad del equipo de añadir puntos a su casillero, con una opción ante el Ángel Ximénez Puente Genil: “Conforme pasan los partidos se hace más importante puntuar y este fin de semana tenemos una nueva oportunidad para intentarlo. Tenemos además la espinita clavada de la Copa de Andalucía ante ellos”.

El gallego remarca el paso adelante que había dado el Iberoquinoa Antequera en el último mes. “En los últimos partidos, exceptuando Cangas, ha habido una mejoría notable y se ha empezado a competir de una forma diferente y creo que los resultados tienen que estar al caer. Obviamente ante el Barcelona hubiese sido una hazaña pero se cumplió el pronóstico del partido. Pero tenemos que confirmar la mejoría con puntos”, señala Aymerich.

El central sabe que no será nada fácil sacar algo positivo en la visita de este sábado, aunque lo que más le preocupa es el rendimiento propio que pueda ofrecer el Iberoquinoa Antequera. “Jugando en su cancha, con la buena dinámica que tienen ellos y la mala que tenemos nosotros, tenemos que minimizar errores y, si queremos puntuar, tenemos que hacer todo bien. Ofensivamente es un equipo muy completo, con una portería que está aportando muchísimo, pero nuestro mayor rival somos nosotros mismos. Ya se vio en el partido de Cangas recientemente, que cuando no estamos es prácticamente imposible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.