Dani Podadera: “Necesitamos el apoyo de nuestra gente y un grupo unido”

El Iberoquinoa Antequera afronta una semana importante. En una racha de resultados negativos, el pasado sábado comenzaron a verse brotes verdes en su juego, mejora que debe consolidarse este sábado ante su gente en el Argüelles, donde recibe al Recoletas Atlético Valladolid. Para Dani Podadera, las opciones del equipo para revertir la situación está clara: seguir unidos y que la afición sea ese necesario octavo jugador para hacerse fuertes en casa.

El extremo Dani Podadera reconoce la racha negativa pero no tira la toalla, sabe que el equipo está capacitado para mejorar y crecer: “La moral está un poco tocada, evidente por estos últimos partidos. Pero hay ganas, hay ilusión, sabemos que, haciendo un par de partidos buenos, podemos estar en mitad de tabla y seguir luchando por permanecer y hacerlo lo mejor posible en la liga. Hay que echarle ganas y valor, necesitamos el apoyo de la gente y que el grupo esté unido, pero hace falta encontrar esa motivación que nos ha venido faltando”.

El jugador antequerano tiene claro que uno de los principales debes del Iberoquinoa Antequera en lo que va de temporada está en el arranque de los encuentro. “En los primeros instantes siempre nos pasa igual, hubo una mejora en el último partido, pero al final nos meten dos o tres goles de diferencia, tenemos algunos errores, ya sea de lanzamiento que no elegimos bien o de repliegue, y eso nos va matando en los primeros minutos. Ha habido partidos que se nos pusieron cuesta arriba al inicio y no hemos sabido remontarlo, que no se nos fuese de las manos demasiado pronto”, señala Dani Podadera.

Para el extremo, en Torrelavega hubo buenas fases de juego y, sobre ellos, se debe construir la mejora del equipo. “Hemos mejorado en este último partido, hemos trabajado mejor y buscado mejores situaciones de juego y lanzamiento, pero no ha sido bueno nuestro acierto de cara a gol y nos han pillado el contra gol y el repliegue, que no lo hicimos bien, y ya se fueron de cuatro o cinco goles y se pone muy cuesta arriba, y aunque se intentó, es muy complicado levantarlo”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.